jueves, 16 de julio de 2015

Doce Moscas y Las Voces de Pia. Ana María Lorenzo. Portadas y Reseñas


Datos sobre el libro, puntos de venta, biografía:
blog de Ciencia Ficción de Editorial Libros Mablaz: Doce Moscas


 
Las Voces de Pia.
Buscaba un ajedrez y quería fuego, así que esta combinación me gustó.





Después de alguna transformación, añadirle nieve y situarla en Dinamarca, nace Las voces de Pia.



Una de las primeras pruebas para Doce Moscas, ya tomando forma.


Y llega la segunda novela, Doce Moscas.
Un ajedrez en el que destaquen las piezas negras, las figuras de guerreros son ideales para lo que hay que representar.
Una reina negra, y, a la búsqueda de algún androide que pueda modificar...
Una prueba para ver qué efecto se consigue...y, ¡a por el tablero completo!


Conseguida la unión, ¡ya tenemos portada de la segunda novela!

Mi reseña:

Blancas y Negras, Reinas y peones; la novela se mueve por un ajedrez en el que el tablero es la vida, en el que la lucha es entre el bien y el mal, en el que un “juez” se imponga para que las reglas se cumplan…

Hace unos días terminé de leer esta novela, hace varios meses ya desde mi lectura de Las voces de Pia. La cual me gustó en conjunto.
Una familia en Dinamarca, una joven que poco a poco ella y nosotros descubrimos que es especial.
Acontecimientos que se precipitan en una vida hasta el momento, tranquila.
Todo se desmorona, su vida, sus padres, sus amigos, su país queda atrás, y la acción transcurre entonces en España.
Una vida complicada, mucho por superar y personas “especiales” que la acompañan y le ayudan a descubrirse a sí misma y a poder ayudar a los demás.
En Las voces de Pia, pasamos de una novela aparentemente “normal” a introducirnos en una fantasía que nos permite descubrir un entorno creado por el hombre y que puede llevar a su propia destrucción.

Doce moscas es una historia independiente en la que reaparecen personajes que nos cuentan algo de la anterior a través de algún recuerdo.
Esta novela “recupera” a Pia muchos años después, en una nueva realidad, un mundo del futuro, un momento al que la misma Pia llega desconcertada y junto a ella descubrimos esta realidad paralela quizás.
Un tiempo que bien pudiera existir de la manera que Ana María nos lo plantea, la tecnología que avanza pero en beneficio de los poderosos, esos que al tenerlo todo aún quieren más control y es tanto el que acumulan que cogen el peor ejemplo del pasado y lo trasladan a su tiempo con maldad renovada.
Pia vive una nueva vida que intenta sobrellevar de nuevo ayudando a los demás, se enfrenta a la injusticia e intenta recordar para poder avanzar. Se rebela y actúa como la persona especial que es, aunque tiene momentos de miedo en los que surge alguien para darle fuerza.
En esta realidad paralela el mundo está saturado de drones, de chips, de robots y humanoides haciendo que en este entorno sucedan las cosas más increíbles. Pero el ser humano será siempre un ente cargado de sentimientos que no se puede “domesticar”.  En este caos que un orden militar quiere controlar, la fuerza de la unión, el apoyo, la confianza,  la amistad, el amor, conseguirán que no nos despeguemos de esta novela y que lleguemos a creernos esto que es fantasía y que no podemos dejar que nunca suceda.
En las voces de Pia conocimos a unas “Anjanas” seres que actúan como un ángel guardián, seres que también aparecerán en Las doce moscas porque están unidos a Pia.
Y si os preguntáis porqué doce moscas…es algo que me tenía muy intrigada, desde las primeras páginas se nos van dando pistas que poco a poco vamos uniendo a la historia central, que hacen que lo aparentemente absurdo tenga una explicación hilada desde el principio.
Hechos y personajes que tienen su porqué.
Creo que ese hilo que a veces parece invisible, otras se nos muestra claramente, es el que mantiene nuestra atención y nos hace disfrutar de esta aventura hasta la última letra de la última página.

Sé que no he desvelado mucho, ¿pero cómo podría hacerlo? Tenéis que entrar de lleno en la novela y dejar que os transporte al año 3999, y una vez dentro, desear que esto siga siendo una gran fantasía, que el hombre nunca alcance esa perversión, y por el camino, disfrutad de la bondad y la fuerza de Pia que hará de esta novela una lectura que recordaremos por haberla disfrutado de principio a fín.
Felicidades Ana María.
Tengo que decir que leí esta novela para poder ilustrarla, pocas novelas de Ciencia Ficción y Fantasía captan mi atención. Según leía y veía definirse a los personajes supe claramente qué iría en portada pero ya no pude dejar su lectura hasta llegar al punto final.
Espero que os guste tanto cómo a mí.



2 comentarios: